5 alimentos que debes evitar si sufres de dolor de rodilla

No estaría mal decir que el dolor de rodilla es uno de los problemas más comunes entre los indios. De hecho, la mayoría de las personas tienen dolor de rodilla como resultado de la obesidad o de trastornos relacionados con el estilo de vida, como la gota y la osteoartritis. Por lo tanto, qué alimentos evitar y qué comer juegan un papel importante en el control del dolor de rodilla.

¿Qué papel juega la dieta en el control del dolor de rodilla?

Una dieta equilibrada adecuada tiene muchos beneficios, que incluyen aumentar la densidad ósea, fortalecer los tejidos conectivos y reducir la inflamación. Terminan mejorando la condición de tus rodillas y agregan un colchón contra cualquier tipo de lesiones. Una dieta balanceada con control de peso también puede ayudar a ejercer menos presión sobre las rodillas y eventualmente mantenerlas estables.

Mientras tanto, la inflamación es la respuesta natural de su sistema inmunológico a la irritación, enfermedad o lesión. Cuando ocurre la inflamación, su cuerpo produce un subproducto dañino llamado radicales libres, que responden a las toxinas y otros procesos naturales. Provoca síntomas como enrojecimiento e hinchazón.

El dolor de rodilla es común, pero no lo tomes a la ligera. Imagen cortesía: Shutterstock

Debido al estrés oxidativo en el cuerpo, se acumulan demasiados radicales libres y pueden dañar las células y los tejidos, incluidos el sinovio y el cartílago, que son responsables de proteger la articulación de la rodilla. Además, el estrés oxidativo puede desencadenar inflamación articular. Por lo tanto, es importante evitar productos con sustancias inflamatorias. Recuerde, la dieta correcta puede ser curativa para usted, pero los alimentos incorrectos pueden causar varios efectos nocivos. Por lo tanto, es mejor seguir algunos hábitos dietéticos y de estilo de vida simples para mantener las rodillas felices.

Alimentos que debes evitar si tienes dolor de rodilla

Los alimentos o bebidas que causan dolor de rodilla varían de un individuo a otro porque cada persona tiene un cuerpo diferente que puede responder de manera diferente a ciertas cosas. No solo eso, también podría haber otros factores de estilo de vida como el estrés o la falta de descanso, que agravan los dolores que sienten las rodillas.

1. Alimentos azucarados

El azúcar es un ingrediente común en nuestra dieta. Pero un alto nivel de azúcar en la sangre puede liberar células inflamatorias al estimular las células inmunitarias, que liberan moléculas que irritan los tejidos y las articulaciones. La comida rápida, los alimentos listos para comer, los refrigerios procesados ​​y los artículos de panadería contienen mucha azúcar, grasas trans, grasas saturadas y conservantes.

El exceso de azúcar también puede conducir a la obesidad y enfermedades del corazón. Reemplazar productos elaborados con azúcar refinada o azúcar procesada como dulces, helados y refrescos con alternativas como miel, azúcar de coco y jarabe de arce también puede ayudar a mantener el peso.

2. Sal o glutamato monosódico

La sal, que se sabe que atrae agua a las células del cuerpo, puede agravar el dolor de rodilla y la inflamación de las articulaciones. Por otro lado, el glutamato monosódico o MSG es el culpable de la inflamación articular crónica y aumenta el dolor articular. Por lo tanto, evite los alimentos que contengan demasiados de estos ingredientes, especialmente los productos procesados ​​o preempacados como sopa enlatada, pizza, tipos específicos de queso y comida rápida.

minerales
Cuando se trata de sal y sodio, menos es siempre más. Imagen cortesía: Shutterstock

Además, lea: Vi a mi mamá usando aceite vegetal Aak, y dice que funciona como magia para su dolor de rodilla

3. Grasas trans y grasas saturadas

La principal fuente de grasas trans son las papas fritas y los productos horneados, que pueden causar inflamación y provocar dolor en las articulaciones. Estos alimentos también contienen ácidos omega-6, que son perjudiciales para nuestro organismo.

4. Alcohol

El alcohol agota el agua y los nutrientes de su cuerpo, lo que a su vez aumenta la inflamación, que puede estar directamente relacionada con el dolor en las articulaciones.

5. Carne

Las carnes rojas tienen altos niveles de marcadores inflamatorios ya que contienen grasas trans o aceite parcialmente hidrogenado. Es recomendable reducir la cantidad de carne roja en la dieta. Por otro lado, las personas que siguen una dieta vegana (dietas basadas en plantas) experimentan mejoras en sus síntomas.

Siempre es mejor tener una dieta equilibrada para mantener el peso. Elegir carbohidratos complejos con alto contenido de fibra en lugar de carbohidratos refinados ayudará a mantener el peso. También es recomendable incluir una amplia gama de frutas y verduras, ya que aportan fibra y vitaminas, algunas de las cuales son antioxidantes, y pueden ayudar a reducir la inflamación.

Leave a Reply

Your email address will not be published.