¿Cómo mejorar la vida sexual? Deja de pensar demasiado, dicen los expertos

Miedo o deseo. Cuando se trata del embarazo, estas dos emociones pueden ser un aguafiestas para tu vida sexual.

Deeksha Setia (nombre cambiado) tenía 31 años cuando comenzó a escalar la escala profesional. Llevaba casada dos años, el ‘momento adecuado’ tan típico para formar una familia. Pero tener hijos no estaba en su mente. El sexo era; como era el placer. Pero el miedo al embarazo la mantuvo en ascuas entre las sábanas. No se trataba solo de su carrera, también era una avalancha de aprensiones en torno al parto y la vida posparto. Muy pronto, el enfoque del sexo pasó del placer a la presión de mantener alejada cualquier posibilidad de embarazo. Las sesiones de sexo, dice, comenzaron a terminar antes de que su pareja pudiera terminar con una salpicadura de esperma en el condón. La más mínima duda sobre un descanso la llevaría a tomar una píldora del día después. Y empezó a evitar el sexo en sus días fértiles.

Cortada a los 36 años, Deeksha está luchando por mantener viva la chispa en su vida de alcoba. El sexo se ha convertido en una actividad calculada, adaptada al calendario de ovulación en lugar de estar impulsada por la excitación orgánica. ¿Por qué? Porque ahora quiere probar el embarazo.

¡Vea el Rastreador del período de Health Shots!

Los problemas de fertilidad se han vuelto comunes. Imagen cortesía: Shutterstock

Cómo afecta el exceso de pensamiento a tu vida sexual

La lección que se debe aprender aquí es que pensar demasiado puede acabar con su vida sexual, explica la Dra. Nimmi Mahajan, ginecóloga principal de Proactive For Her.

“El miedo al embarazo, e incluso el deseo de quedar embarazada, pueden afectar directamente la forma en que abordas las relaciones sexuales. Si su enfoque durante las relaciones sexuales no es el placer, la libido disminuye con el tiempo. Eventualmente, esto puede conducir a una disminución del deseo, desinterés en el sexo y problemas con la pareja debido a una vida sexual insatisfecha. Esto puede tener un impacto mucho mayor en las parejas que intentan quedar embarazadas, así como en aquellas que evitan el embarazo”, dice el Dr. Mahajan a Health Shots.

El estrés o la ansiedad conducen a una mayor producción de hormonas del estrés en el cuerpo, lo que a su vez afecta el eje hipotalámico pituitario ovárico (HPO) y las funciones reproductivas. Se convierte en una cadena viciosa.

Calendario de ovulación
¿También has estado siguiendo tu calendario de ovulación? Imagen cortesía: Shutterstock

Estrés y sexo

Hablando científicamente, cuando piensas demasiado en las consecuencias de las relaciones sexuales, tu cuerpo libera hormonas neuroendocrinas que inducen el estrés en lugar de liberar endorfinas. Y como resultado, te sientes menos excitado.

“Esto también puede provocar sequedad vaginal y falta de lubricación adecuada, lo que en consecuencia resulta en relaciones sexuales dolorosas o desagradables. Si está estresado y no está completamente comprometido a disfrutar de la actividad, los músculos del piso pélvico pueden contraerse, lo que dificulta la penetración”, agrega el Dr. Mahajan.

En casos extremos, este miedo constante a quedar embarazada también puede causar una condición más severa llamada vaginismo. En términos sencillos, es simplemente la contracción involuntaria de los músculos alrededor de la vagina, lo que hace que el sexo con penetración sea una experiencia dolorosa.

Según Industrial Psychiatry Journal, un miedo paralizante al embarazo se llama tocofobia. Y las mujeres que lo pasan tienden a evitar el parto.

Vida sexual infeliz
Su vida sexual podría verse profundamente afectada. Imagen cortesía: Shutterstock

El impacto de un deseo obsesivo de embarazo

También hay quienes vigilan obsesivamente su ‘ventana fértil’ con la esperanza de quedar embarazadas. Si se les preguntara a los esposos de estas mujeres, es probable que nombren a los rastreadores de menstruación y ovulación por ser su mayor enemigo en la cama.

Saurabh Singh (nombre cambiado), de 38 años, es uno. “¿Cuándo lo haremos la próxima vez? ¡Hoy es el día más fértil! ¡Solo nos quedan 3 días para nuestra mejor oportunidad este mes! Mi calendario dice que las posibilidades son altas”. Estas son algunas de las declaraciones que está cansado de escuchar de su esposa mes tras mes.

Una preocupación por un determinado pensamiento siempre creará una interferencia en la actividad en torno a la cual se produce la preocupación. Y esto es cierto incluso cuando se trata de intimidad, dice la psicóloga principal Dra. Kamna Chhibber.

“Si mantienes un objetivo específico en mente, le quitarás espontaneidad a la experiencia. En lugar de centrarse en la alegría, la felicidad y la cercanía de estar con su pareja, es probable que se centre más en ‘¿esto va a conducir al resultado que quiero?’. Y eso en sí mismo puede restarle bondad a la experiencia”, dice el Dr. Chhibber a Health Shots.

Por lo tanto, trate de tener mejores relaciones sexuales con más frecuencia.

Pensar demasiado en el embarazo
Tratar de concebir también puede ser mentalmente debilitante. Imagen cortesía: Shutterstock

Cómo deberían las parejas mejorar su vida sexual:

1. Sé espontáneo

Las parejas deben tratar de mantener la espontaneidad cuando se trata de intimidad. Eso también podría llevar a que la experiencia sexual sea lo suficientemente buena para cada uno de ellos.

2. Vive el momento

Es importante tratar de estar presente en esa experiencia con una gran sensación de alegría.

3. Intenta encontrar soluciones

Muchas veces puede ser difícil para las parejas si ya han pasado por una situación, están luchando por quedar embarazadas debido a problemas de fertilidad o están en tratamiento para el embarazo. Todo esto crea mucha presión, que tampoco se ve favorecida por los comentarios y preguntas de la gente de alrededor.

Entonces, además de abordar sus propios miedos y deseos sexuales, puede terminar tratando de dar sentido a los procesos de pensamiento más amplios que se relacionan con sus ansiedades, experiencias, compatibilidad, comparaciones y comentarios. La clave, como dice el Dr. Chhibber, es encontrar soluciones juntos como pareja.

pareja con problemas de embarazo
Recuerde, ¡ustedes están en esto, juntos! Imagen cortesía: Shutterstock

4. Estar en la misma página

Estar en sintonía y tener ese apoyo en tu pareja puede ser muy útil para abordar algunos de estos procesos. “Es posible que enfrenten decepciones, pero podrán sortearlas mejor juntos”, agrega el experto.

5. Habla

Si siente que hay ciertas personas alrededor que pueden estar creando presión en su mente, es importante compartir con ellos que su intervención o sugerencias no están siendo útiles.

Además, sobre el tema del miedo al embarazo, la Dra. Chhibber dice que si bien la maternidad puede continuar celebrándose, otra verdad necesita un guiño. “No importa cuán absurdo sea para la idea convencional de la sociedad de una ‘mujer completa’, no todas las mujeres quieren ser madres”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.