Este monzón, siga estos consejos y trucos para tener pulmones sanos

El monzón es una temporada muy esperada para aliviar el calor abrasador, pero también es una temporada que aumenta el riesgo de infecciones. Los problemas respiratorios y los casos de salud pulmonar son testigos de un aumento constante durante el monzón. Afecta no solo a los pacientes con afecciones existentes, sino también a las personas sanas. Esto hace que sea necesario asegurar unos pulmones sanos.

HealthShots se puso en contacto con el Dr. Amit P Gawnde, neumólogo consultor del Hospital Sujay, Mumbai, quien presentó algunos consejos excelentes para mantener sus pulmones en buena forma.

El Dr. Gawnde dice: “El primer paso para combatir las enfermedades respiratorias comunes, como la neumonía, el asma, la bronquitis infecciosa y la influenza, y otros virus, es identificar cualquier signo y síntoma de malestar respiratorio o tos y resfriado persistentes. Una vez identificado, no lo descarte como un resfriado común y busque ayuda médica de inmediato en lugar de automedicarse o, peor aún, obtener un inhalador o nebulizador de la farmacia”.

Aquí hay algunos consejos y trucos rápidos para que usted y su familia tengan pulmones saludables este monzón:

1. Mantenga limpio su hogar y sus alrededores

Debido al aumento del contenido de polen en el aire durante el monzón, los alérgenos se propagan muy rápido. Aunque parezca una tarea sencilla, es importante mantener su casa extremadamente limpia durante el monzón. Cualquier tela que se use en la casa, ya sean las fundas de los sofás, las persianas, las sábanas y los manteles, debe mantenerse limpia y seca. Es muy recomendable usar una máscara mientras limpia su hogar si los miembros de su familia son alérgicos al polvo y al polen. Preste atención y elimine las paredes mojadas, el moho, la acumulación de agua en macetas y recipientes abiertos para evitar el crecimiento de microbios y virus infestantes.

Limpie profundamente su casa por el bien de sus pulmones saludables. Imagen cortesía: Shutterstock

2. Prepara tu cuerpo para el monzón

La mayoría de las enfermedades pulmonares atacan a un cuerpo con inmunidad baja o comprometida. Es importante consumir alimentos ricos en antioxidantes como nueces y bayas para mantener alta su inmunidad. Incluya vitamina C, vitamina D, vitamina B12, hierro y ácidos grasos omega-3 en forma de verduras, frutas y carnes y pescados magros.

“Para las personas que tienen agendas agitadas y no pueden llevar una dieta balanceada todos los días, consulten a su médico para que les recete multivitaminas y refuerzos inmunológicos antes de que la temporada del monzón esté en pleno apogeo”, agrega el Dr. Gawnde.

3. Inhalación diaria de vapor

Para las personas que padecen alguna afección respiratoria existente o son muy alérgicas, se recomienda seguir un proceso diario de inhalación de vapor. Recuerda inhalar por la nariz y exhalar por la boca. Esta es una forma simple pero altamente efectiva de mantener las vías respiratorias despejadas y saludables. También se recomienda a los niños mayores de cinco años que sigan esto si es necesario.

nariz seca despues del resfriado
¡El vapor puede ayudarte a despejar las fosas nasales durante el monzón! Imagen cortesía: Shutterstock

4. Mantente seco y cálido

Según el Dr. Gawnde, “una de las causas comunes de la neumonía es estar mojado durante un período prolongado de tiempo. Trate de restringir el mojarse y, si se moja, asegúrese de secarse los pies y la palma de la mano inmediatamente. Guarda un par de ropa extra en tu bolso para que no andes con la ropa mojada”.

5. Consulta tus fechas de vacunación

Las personas con comorbilidades y las personas mayores de 60 años deben vacunarse contra la influenza y la neumonía antes de que llegue el monzón. “Es mucho mejor tomar medidas preventivas que combatir la enfermedad después, sobre todo en el caso de la tercera edad”. aconseja el Dr. Gawnde.

6. Revisa tu plan de tratamiento

Cualquier persona que sufra de afecciones como asma, bronquitis, EPOC, tuberculosis y cualquier enfermedad similar debe consultar a su neumólogo antes de la temporada de monzones. Esto le ayudará a comprobar si es necesario modificar su plan de tratamiento. A menudo se recomienda a los pacientes un cambio en el tratamiento de mantenimiento diario para pacientes agudos durante la temporada de monzones. Esto puede reducir el riesgo de un ataque o detener la condición en su etapa actual.

Estos simples hábitos cotidianos pueden ayudarlo a tener un pulmón saludable durante el monzón. Además, un sistema inmunitario saludable contribuye en gran medida a reducir las posibilidades de contraer cualquier forma de enfermedad pulmonar, incluida la COVID-19. Las enfermedades pulmonares tienen un impacto prolongado en su cuerpo y tardan mucho tiempo en curarse por completo. Por lo tanto, la mejor manera de cuidar sus pulmones es tomar medidas preventivas hoy en lugar de esperar una enfermedad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.