Fístula vaginal: sepa todo sobre causas, signos y tratamiento

Fístula vaginal: sepa todo sobre causas, signos y tratamiento

Más de 50.000 mujeres en todo el mundo desarrollan una fístula vaginal cada año, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). A nivel mundial, afecta a las mujeres en los países en desarrollo, donde el acceso a la atención médica y la educación y los servicios de salud reproductiva es limitado.

La fístula es una afección médica grave ya menudo destructiva. Sorprendentemente, muchas mujeres que padecen esta afección no saben que la padecen. Lea más sobre la afección, las opciones de tratamiento disponibles y cómo puede evitar que esta afección vuelva a ocurrir.

¿Qué es una fístula vaginal?

Una fístula vaginal es una abertura inusual en forma de túnel que se desarrolla entre las paredes de la vagina y otro órgano, como la vejiga, los uréteres, la uretra, el recto, el intestino grueso o el intestino delgado.

Diversas razones pueden dañar el tejido de la pared vaginal y provocar la formación de un orificio donde no debe estar.

El cuidado vaginal es importante. Imagen cortesía: Shutterstock

Según la ubicación y los órganos afectados, existen los siguientes tipos de fístula vaginal:

1. Fístula ureterovaginal: Una fístula que ocurre cuando se desarrolla una abertura inusual entre la vagina y los uréteres, que son los conductos que transportan la orina desde los riñones hasta la vejiga urinaria.

2. Fístula uretrovaginal: Este tipo de fístula, también llamada fístula uretral, incluye una abertura que se produce entre la vagina y la uretra, que es el conducto que transporta la orina fuera del cuerpo.

3. Fístula vesicovaginal: Uno de los tipos más comunes de fístulas, la fístula vesicovaginal se caracteriza por una abertura que se produce entre la vagina y la vejiga urinaria. También se llama fístula vesical.

4. Fístula rectovaginal: En este tipo de fístula, la abertura se produce entre la vagina y el recto, que es la porción inferior del intestino grueso. También se llama fístula vaginal anal.

5. Fístula enterovaginal: Este tipo de fístula se caracteriza por una abertura entre el intestino delgado y la vagina.

6. Fístula colovaginal: En el caso de una fístula colovaginal, la apertura se produce entre la vagina y el colon.

Causas y síntomas de la fístula vaginal

El principal culpable de las fístulas vaginales es el daño tisular de las paredes vaginales. Algunas de las causas más comúnmente estudiadas de daño al tejido vaginal son:

* Desgarro vaginal o trabajo de parto prolongado durante el parto
* Cirugías pélvicas o abdominales como histerectomía o cesárea
* Cáncer cervical, pélvico o de colon
* Enfermedades inflamatorias del intestino (EII) como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn
* Lesión traumática, como un accidente automovilístico
* Tratamiento de radiación

Síntomas de fístula vaginal que ocurren cuando la abertura se encuentra entre la vagina y los órganos del sistema urinario:

* Incontinencia urinaria
* Pérdida constante de orina
* Relaciones sexuales dolorosas
* Irritación de la piel de tu vagina.
* Dolor abdominal
* Náuseas o vómitos
* Flujo vaginal maloliente
* Sangrado vaginal o rectal
* Relaciones sexuales dolorosas
* Infecciones vaginales recurrentes, infecciones renales o infecciones urinarias Tratamiento de la fístula vaginal

dolor abdominal
La fístula vaginal puede causarle dolor abdominal. Imagen cortesía: Shutterstock

Tratamiento de la fístula vaginal

El diagnóstico de fístula vaginal incluye un examen pélvico y una serie de pruebas, que incluyen hemogramas completos, análisis de orina, rayos X de fistulografía, urografía, resonancia magnética pélvica, sigmoidoscopia flexible y cistoscopia.

Según el diagnóstico del tipo de fístula, se administra el tratamiento adecuado. Los siguientes son algunos tratamientos:

* Antibióticos: Para infecciones y/o trastornos intestinales.
* Stents ureterales: también llamados stents renales, los stents ureterales mantienen los uréteres abiertos mientras la fístula ureterovaginal mejora.
* Autocateterismo temporal: Esto drena su vejiga mientras sana la fístula vesicovaginal.

La mayoría de las personas que tienen fístulas vaginales necesitan cirugía, lo que depende del tipo de fístula.

Por lo general, la reparación de una fístula se realiza utilizando tejido propio, quirúrgico o de laboratorio para cerrar la abertura.

También asegura la recuperación completa.

Para lograr una reparación exitosa, el cierre de la vejiga es mucho más importante que el cierre vaginal. Hable con su cirujano acerca de los pasos para evitar que se le presente otra fístula vaginal.

Una fístula vaginal es un problema grave que puede hacer que la vida sea desagradable para quienes la padecen. Si crees que tienes una fístula vaginal o complicaciones urinarias o quieres evitar la recurrencia de la afección, debes tratarla adecuadamente desde el principio. Puede ponerse en contacto con nosotros para reservar una cita y obtener el mejor tratamiento para la fístula vaginal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *