¿La obesidad aumenta el riesgo de cáncer de riñón?

La obesidad es una de las principales enfermedades relacionadas con el estilo de vida que actualmente afecta a personas de todo el mundo. Definido como una condición en la que una persona tiene una distribución poco saludable de grasa, puede tensar otros órganos y huesos del cuerpo humano. Es un hecho bien establecido que la obesidad puede provocar varios problemas de salud, incluida la diabetes tipo 2 y niveles anormales de colesterol. Además, la obesidad aumenta el riesgo de presión arterial alta, que son factores de riesgo adicionales para enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Un índice de masa corporal (IMC) de más de 25 se considera sobrepeso y más de 30 se considera obesidad. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud ha definido un IMC superior a 23 como sobrepeso y aquellos superiores a 27,5 como obesos para la población asiática. En general, la prevalencia de la obesidad en los asiáticos fue del 23,3 por ciento para la obesidad, y el 40 por ciento tenía sobrepeso. Por lo tanto, es esencial tener en cuenta que se recomienda un índice de masa corporal más bajo para los indios en comparación con la población occidental.

¡El ejercicio es imprescindible para combatir la obesidad! Imagen cortesía: Shutterstock

¿Cómo aumenta la obesidad el riesgo de cáncer?

El cáncer de riñón es una condición que ocurre cuando hay un crecimiento anormal de células en el órgano. Si bien existen varios factores de riesgo para el cáncer de riñón, la obesidad es la segunda causa más importante de la enfermedad después del tabaquismo.

El tejido adiposo blanco es el tipo de grasa predominante en el cuerpo humano. Se puede encontrar debajo de la piel, alrededor de los órganos internos y en la cavidad central de los huesos, además de amortiguar varias partes del cuerpo. Esto significa que cuando una persona tiene demasiada grasa corporal, también aumenta la insulina y el factor de crecimiento de insulina 1 (IGF-1), hormonas conocidas por ayudar a desarrollar algunos tipos de cáncer. Además, la obesidad también causa inflamación crónica y aumenta el riesgo de cánceres en los riñones, ya que las células grasas pueden interferir con los procesos que regulan el crecimiento de las células relacionadas con el cáncer en los riñones.

¿Cómo prevenir el cáncer de riñón?

El carcinoma de células renales o RCC se considera el tipo de cáncer más letal entre los tumores comunes que afectan el sistema urinario. RCC representa aproximadamente el cuatro por ciento de todos los nuevos cánceres en todo el mundo. Afecta principalmente a pacientes varones de entre 60 y 70 años, aunque ahora se está reduciendo, e incluso los jóvenes se ven afectados por la afección. Además, es esencial comprender que aproximadamente el 30 por ciento de los pacientes que se someten a una nefrectomía parcial o radical desarrollarán metástasis a distancia durante su vida. Además, alrededor del 20-25 por ciento de los pacientes con CCR presentan enfermedad metastásica en el primer diagnóstico.

paludismo y riñón
La obesidad puede dejar sus riñones en peligro. Imagen cortesía: Shutterstock

Algunos métodos de tratamiento para el cáncer de riñón incluyen cirugía, terapia dirigida, inmunoterapia o una combinación de estos tratamientos. El objetivo principal del proceso de tratamiento es extirpar la parte o la totalidad del riñón que tiene un tumor. Actualmente, se están realizando muchas investigaciones sobre métodos de tratamiento más nuevos que se dirigen al factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF; bevacizumab) y su receptor para tratar el cáncer de riñón. En los próximos años, con una opción de tratamiento avanzado, podría ser posible vivir una vida larga y saludable, incluso si a una persona se le diagnostica CCR en las últimas etapas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.