Sepa cómo el estrés conduce a problemas dentales

A menudo tendemos a ignorar nuestra salud bucal, lo que lleva a afectar nuestros dientes, encías y mandíbulas. Pero, ¿sabía que el estrés puede tener un impacto adverso en su salud bucal? De hecho, la salud bucal puede revelar la gravedad de sus niveles de estrés, ansiedad, estado de ánimo y la presencia de hábitos alimentarios crónicos. Según un estudio, las personas que viven con trastornos mentales graves tienen 2,8 veces más probabilidades de haber perdido los dientes que la población general. Por ello, es fundamental conocer los problemas de salud bucodental relacionados con el estrés para poder abordarlos de forma eficaz.

Aquí hay una verdad sobre los principales problemas dentales relacionados con el estrés:

1. El estrés aumenta el riesgo de enfermedad de las encías

La mala salud mental puede agotar su sistema inmunológico. Permite que las bacterias dañinas presentes en la boca ataquen las encías, lo que puede causar gingivitis, una infección de las encías. Aunque esta infección oral es fácil de manejar al principio, si no se trata durante un período de tiempo, puede provocar problemas de salud bucal graves. Por lo tanto, mientras está bajo estrés, es crucial cuidar sus encías. Use hilo dental regularmente y mantenga una rutina de higiene dental sólida. Si en caso de que le sangren las encías mientras usa hilo dental, visite a un dentista de inmediato.

Asegúrate de mantener tus encías sanas. Imagen cortesía: Shutterstock

2. Rechinar los dientes

El rechinar de dientes, también conocido como bruxismo, es una condición asociada con el estrés o la ansiedad, y ocurre con mayor frecuencia durante el sueño. Puede ser frecuente y grave, y provocar dolores de cabeza, dientes dañados, trastornos de la mandíbula y otros problemas de salud bucal. Lo más probable es que no se dé cuenta de que está rechinando los dientes mientras duerme, sin embargo, si nota dientes astillados o flojos, sensibilidad dental, muescas en la lengua, puntas aplanadas o bordes afilados, es posible que desee consultar a su dentista para recibir atención. necesitas.

Además, lee: ¿Tienes los dientes torcidos? Estas son las razones por las que debe visitar a un ortodoncista para recibir tratamiento

3. Boca seca

El estrés, la ansiedad y la depresión a menudo conducen a una disminución de la producción de saliva en la boca. Como la primera línea de defensa de la boca contra las bacterias es la saliva, sin ella aumenta el riesgo de caries, enfermedades de las encías e infecciones orales. Beba mucha agua y use enjuague bucal sin alcohol para tratar esta condición oral. Si tiene la boca seca durante períodos prolongados, consulte a un dentista para conocer las causas, las soluciones y las medidas preventivas.

4. Llagas en la boca

Las aftas bucales o las úlceras bucales a menudo surgen en momentos de estrés cuando la capacidad de su cuerpo para combatir enfermedades e infecciones es débil. Estos pueden ser muy dolorosos e incluso acumularse hasta el punto en que le resulte difícil hablar y masticar los alimentos. Las llagas en la boca también pueden desencadenarse por cepillarse demasiado, morderse la mejilla, comer alimentos ácidos y fumar. Aunque la mayoría de las aftas desaparecen en aproximadamente una semana, si las experimenta con frecuencia, consulte a un dentista.

salud bucal y demencia
La salud oral y el bienestar mental están entrelazados, según esta investigación. Imagen cortesía: Shutterstock

Maneras de frenar los problemas dentales relacionados con el estrés

Estar bajo estrés puede afectar su estado de ánimo y hacer que deje de cepillarse los dientes, usar hilo dental y enjuagarse. También puede terminar adquiriendo algunos hábitos alimenticios poco saludables, causando más problemas a su higiene bucal.

Por lo tanto, la clave para mantener una buena salud bucal es:

  1. Limpia tus dientes y come sano
  2. Cepíllese al menos dos veces al día, use hilo dental y use un enjuague bucal antibacteriano
  3. Alivia tu estrés para mejorar tu salud dental
  4. Practique técnicas de atención plena y manejo del estrés como yoga, meditación y respiración profunda, ya que no solo son buenas para su mente sino también para sus encías y dientes.
  5. Elija un cepillo de dientes que se pueda usar fácilmente, ya sea electrónico o manual.
  6. Opta siempre por la pasta de dientes con flúor
  7. Visite a su dentista cada tres meses.
  8. Evite el consumo de alimentos a base de azúcar o pegajosos antes de acostarse.

Por último, recuerde siempre que mantener los dientes y las encías saludables es un compromiso de por vida, y nada debe interponerse entre eso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *